Circuito F1 Spa

Ayer Domingo se celebró a las 14:00 el decimosexto Gran premio de Formula 1 en el circuito belga de Spa-Francorchamps. La carrera, emocionante hasta el final, fue ganada por el finlandés Kimi Raikkonen ( McLaren-Mercedes). Fernando “Magic” Alonso ( Renault) quedó segundo y Jenson Button ( BAR-Honda) finalizó el trazado tercero. Y hasta aquí la información puramente deportiva.
El circuito de Spa-Francorchamps se inauguró en 1922 tras unir definitivamente el triángulo virtual que unía las localidades de Malmedy, Stavelot y Francorchamps. En 1939 se dotó al circuito de una nueva curva diseñada para ser rebasada a gran velocidad y que convirtió al circuito en uno de los más rápidos de Europa: la curva “raidillon”. En 1940 las actividades deportivas relacionadas con el motor se interrumpieron en este circuito debido a la Segunda Guerra Mundial. Fue en los bosques en torno al circuito de Spa donde se desarrolló en 1944 la famosa Batalla de las Ardenas, también conocida en inglés como “Battle of the Bulge” (la traducción sería “Batalla de los bultos” debido a que la batalla se dió lugar en Invierno y los soldados se arremolinaban en las trincheras como bultos). Los terrenos donde se halla el circuito así como los bosques adyacentes fueron testigos del avance hacia el Sur del 1st Ejército norteamericano en pos de la derrota del ejército alemán. En la web oficial del circuito se pueden encontrar unas impresionantes fotografías aéreas del trazado entre bosques. No era infrecuente hace diez años ver alrededor del circuito a “cazadores de tesoros” con detectores de metales buscando piezas de metal provenientes de la batalla más sangrienta de la Segunda Guerra Mundial. Hace unos cuantos años una tienda de antigüedades en la ciudad belga de Huy tenía colgada en la pared una gran fotografía en BN en la que se veía a un par de soldados norteamericanos con el circuito de Spa de fondo.

Check Also

Aevum 1: Terroristas nazis y viajes a través del tiempo

Llega Aevum, terroristas nazis, viajeros del tiempo y catalanes en la Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *