Berghof y Nido del Águila

1938. La cámara empieza a rodar. Muda, sin sonido, vemos el débil pulso de Eva Braun grabando con su cámara de 16 mm a su Fürhrer mientras éste juguetea con su perra «Blondie». Están en el enorme balcón de su casa de veraneo en Berchtesgaden, Baviera, rodeados de sus más leales colaboradores y amigos. Adolf Hitler, cansado de jugar con su perra, se aproxima al borde del balcón, aspira hondo y deja que su mente se pierda ante el magnífico espectáculo de la naturaleza que hay ante él: los Alpes Bávaros. Eva Braun sigue grabándole preguntándose quizás qué profundos pensamientos rondan la cabeza de su amado. No lo sabe aún pero en ese momento la mayor parte de los acontecimientos que se desatarán en Septiembre de 1939 se están desarrollando en la mente de Adolf Hitler, quién sabe si inspirados por la enorme paz que se respira entre aquellas montañas de Baviera.
Mayo de 1945. El obturador de una cámara se abre varias veces para inmortalizar la toma del refugio de montaña bávaro de Hitler. Mismo escenario diferentes protagonistas. Esta vez son los miembros de la 3ª División del 7º Regimiento los que se relajan entre las ruinas del Berghof contemplando el espectacular paisaje que ni Hitler ni Eva Braun volverán a disfrutar. Muchos soldados norteamericanos llevan ya 3 años luchando y por fin pueden descansar. Aunque los intensos bombardeos de la RAF han convertido el hogar predilecto de Hitler en escombros aún se puede utilizar la casita que hay en la montaña de Kehlstein a 1834m sobre el nivel del mar y empiezan a llamarla «El nido del águila».
1 de Marzo de 2005. Se inaugura en Obersalzberg,cerca de los restos del Berghof de Hitler, el hotel Intercontinental Berchtesgaden Resort. Equipado con 138 habitaciones dobles de lujo el hotel, poseedor de piscina, chimenea, campo de golf, biblioteca y otros caprichos para sibaritas, se encuentra junto al «Nido del Águila» (que actualmente se puede visitar como atracción turística y para comer). El precio de las habitaciones oscila entre 175 y 2500 Euros por noche en habitación doble, depeniendo el tipo de habitación elegido.
Páginas web donde se pueden hacer reservas para el hotel:
122.htm
Webcam del hotel, fotografías y más info:
/obersalzberg/frame.html
Muy cerca del hotel se encuentran una serie de construcciones, tanto a nivel como subterráneas, de relevante importancia para entender la orografía bélica de la zona durante la Segunda Guerra Mundial.
Más información en:
/home/index.html
Cerca de allí un túnel bajo la montaña Kehlstein conduce hasta una habitación subterránea donde se ha de utilizar un ascensor que, en 41 segundos, nos conducirá hasta el «Nido del águila». Ésta construcción fue el regalo de cumpleaños de los miembros del partido nazi a Adolf Hitler el 20 de Abril de 1939 con motivo de su 50 cumpleaños. Aquejado de vértigo, el Fürhrer raramente subió hasta «El Nido» a excepción de una docena de veces siempre con fines propagandísticos. A Eva Braun en cambio le encantaba subir hasta allí para filmar a su amado contemplando el paisaje. Existen múltiples grabaciones de 16 mm en las que se puede contemplar a Adolf Hitler con su perra Blondie y otros miembros del partido en el «Nido» pero no son retratos de una larga estancia allí arriba. La mayor parte del tiempo lo disfrutaban en el Berghof, lugar cerca de donde ahora se encuentra el hotel de 5 estrellas.
Página web del Nido del Águila:
Fotografías del túnel y ascensor:
Leona: Bcn-Berchtesgaden en 12h.

Check Also

Aevum 1: Terroristas nazis y viajes a través del tiempo

Llega Aevum, terroristas nazis, viajeros del tiempo y catalanes en la Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *