Hitler has only got one ball

Las canciones para burlarse del enemigo en tiempos de guerra siempre han estado en boca de todos, especialmente en la Segunda Guerra Mundial. En agosto de 1939 empezó a popularizarse en Gran Bretaña una canción llamada Göring has only got one ball (Göring sólo tiene un huevo), escrita según unos por Toby O’Brien y según otros por Hubert Gregg, que ridiculizaba  a las principales figuras del régimen nazi. La canción se cantaba con la música de la «Marcha del Coronel Bogey», la famosa tonada silbada en la película El puente sobre el río Kwai, y estaba formada por cuatro estrofas:

Göring has only got one ball,
Hitler’s are so very small,
Himmler’s so very similar,
and Goebbels has no balls at all.
Göring sólo tiene un huevo,
los de Hitler son muy pequeños,
los de Himmler son muy similares,
y Goebbels no tiene huevos.

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial y el aumento del odio popular hacia Hitler, el protagonista de la canción pasó a ser el führer alemán y Göring vio cómo «mejoraban» sus aptitudes físicas.

Hitler has only got one ball,
Göring has two but very small,
Himmler is rather similar,
but poor old Goebbels has no balls at all.
Hitler sólo tiene un huevo,
Göring tiene dos pero muy pequeños,
Himmler es algo similar,
pero el pobre viejo Goebbels no tiene huevos.

Cada rapsoda podía añadir o quitar cosas y se cantaron canciones donde Hitler tenía un huevo de bronce (one brass ball) o un gran huevo (one big ball). En algunas ocasiones antes de la canción se recitaba una pequeña introducción con la música de Land of hope and glory, uno de los himnos de Gran Bretaña:

Land of soap and water,
Hitler’s having a bath.
Churchill’s looking through the keyhole,
having a jolly good laugh.
Because…
Tierra de agua y jabón,
Hitler se está bañando.
Churchill está mirando por el ojo de la cerradura,
riéndose mucho.
Porque…

La canción era muy popular tanto en la calle como en los campamentos aliados del frente de batalla y a los cuatro versos principales se les sumaban dos estrofas más.

Hitler has only got one ball,
the other is in the Albert Hall.
His mother, the dirty bugger,
cut off the other when he was only small
Hitler sólo tiene un huevo,
el otro está en el Albert Hall.
Su madre, la sucia perra,
le cortó el otro cuando era pequeño…

Esta segunda estrofa fue una de las que más modificaciones tuvo. No era lo mismo cantar en un campamento militar de Francia que en una sala de variedades de Nueva York y según quién y dónde se cantara, la canción se desarrollaba de una manera u otra. Así por ejemplo la segunda línea podía ser cualquier ubicación que rimara con ball como Taj Mahal, on the kitchen wall o hanging on the wall y se podía insultar a la madre de Hitler de mil maneras. Las tropas australianas estacionadas en el Norte de África sustituían a Göring por Rommel o cantaban una segunda estrofa completamente nueva:

Rommel has four or five, I guess,
no one’s quite sure about Rudolf Hess.
Schmeling is always yelling
but Goebbels has no balls at all.
Rommel tiene cuatro o cinco, supongo,
nadie está seguro sobre Rudolf Hess.
Schmeling está siempre chillando,
pero Goebbels no tiene huevos.

Una tercera estrofa incluía el destino del desaparecido huevo de Hitler.

She threw it into the apple tree.
The wind blew it into the deep blue sea.
The fishes got out their dishes
and had scallops and bollocks for tea
Ella lo tiró al manzano.
El viento lo sopló al profundo mar azul.
Los peces sacaron sus platos
y tuvieron vieiras y cojones para el té.

En la última temporada de la serie de Amazon Prime Video The Man in the High Castle, una de las mejores series distópicas sobre la victoria del Eje en la Segunda Guerra Mundial, varios personajes cantaban los tres versos de la canción Hitler has only got one ball en un fugaz momento de felicidad. La calma antes de la tempestad.

Algunas versiones decían que la madre de Hitler lanzó el huevo a un castaño, que falló y que cayó al mar o que colgó su huevo en una cuerda de tender antes de que éste cayera al río Tyne (She hung it on the washing line / It fell into the River Tyne). Otras versiones hablaban de que lo que hizo la madre de Hitler fue comerse su huevo y caer muerta en Albert Hall (His mother, who ate the other, is still lying dead in Albert Hall).



Variantes de la canción

A lo largo de los años de la Segunda Guerra Mundial e incluso después del cese de hostilidades en 1945, variantes muy diversas y algo diferentes de la canción Hitler has only got one ball continuaban de boca a boca por escuelas, barracones, salas de fiestas, trabajos y patios de vecinos.

Hitler has only got one ball,
Himmler has two but they are small.
Bormann has there just big hole
but Goebbels has no balls at all.
Hitler sólo tiene un huevo,
Himmler tiene dos pero son pequeños.
Bormann tiene ahí sólo un gran agujero
pero Goebbels no tiene huevos.

Rommel has four or five,
Hess were cutten by his wife.
There were no balls in Röhm’s life
‘cause Goering castrated him using knife.
Rommel tiene cuatro o cinco,
los de Hess fueron cortados por su mujer.
No había huevos en la vida de Röhms
porque Goering le castró usando un cuchillo.

Hitler, he had but one left ball,
Mussolini, he had none at all,
Stalin, he was three-ballin’,
and that’s the dictator’s rise and fall.
Hitler, sólo tenía un huevo izquierdo,
Mussolini, no tenía ninguno,
Stalin, él era un tres bolas,
y eso es el ascenso y la caída del dictador.

Hitler only had one left ball,
Himmler had two but they were small,
Goering lost his in the beer hall,
and poor old Dr. Goebbels never had balls at all.
Hitler, sólo tenía un huevo izquierdo,
Himmler tenía dos pero eran pequeños,
Goering perdió el suyo en el beer hall,
y el pobre viejo Dr. Goebbels nunca tuvo huevos.

Incluso los líderes aliados que habían derrotado al fascismo eran objeto de burlas y se convertían en nuevos protagonistas de una de las canciones anti-nazis más populares de la Segunda Guerra Mundial. Para unos eran líderes y salvadores pero para otros eran criminales de guerra o hipócritas que se negaban a reconocer que algunas de sus políticas exteriores tenían muchos puntos en común con los regímenes fascistas que habían derrocado con el poder de sus armas.

Hitler had only one brass ball,
Churchill had two but they were small,
Rommel s’n was geskommel,
and Mussolini had no balls at all.
Hitler, sólo tenía un huevo de bronce,
Churchill tenía dos pero eran pequeños,
las de Rommel estaban agitadas,
y Mussolini no tenía huevos.

La imaginación popular nunca ha tenido límites a la hora de ridiculizar a las figuras públicas de su presente. No hay que olvidar que siempre se ha tratado de una válvula de escape ante al adversidad y la injusticia, sobre todo hoy en día cuando por desgracia la libertad de expresión y el poder criticar desde el ingenio es muchas veces perseguido y castigado incluso en países «democráticos» de nuestro entorno. Puede que Goebbles sí tuviera pelotas, que la madre de Hitler fuera una santa y que Rommel sólo tuviera dos pelotas pero, ¿qué más daba si esa canción liberaba todo el miedo y toda la tensión que aquellos hombres y mujeres tenían en su interior? ¿Por qué debería castigarse algo así en nuestros días?

Fuentes: Academic, AlternateHistory, Wikipedia.
Fotografía: Thinex, Bundesarchiv Bild 183-S33882 (CC-BY-SA 3.0), Victor Baldovi.

Compartir este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

About Victor Baldovi

Victor Baldovi es guionista y escritor especializado en la Segunda Guerra Mundial. Ha escrito cuatro libros, dos de ficción y dos de Historia y desde el año 2005 es redactor de artículos bélicos sobre la WW2.
WW2Freak utiliza cookies para su correcto funcionamiento, para fines analíticos y para fines de afiliación. Tienes la opción de aceptar su uso, rechazarlas o configurarlas.    Saber más
Privacidad