Heroes, freaks y super-rabinos

El museo judío de Berlín se ha plegado a la cultura más popular de todas, el comic, para ofrecer una extensa exposición titulada “Heroes, freaks y super-rabinos: La dimensión judía del comic“.
        En cooperación con el Museo del arte y de Historia del judaísmo de París y el Museo de Historia Judía de Amsterdam, la nueva exposición germana se centra en los trabajos y la Historia de los ilustradores, guionistas y editores judíos de comics del siglo XX que crearon personajes tan universales como Superman o Krazy Kat y colecciones míticas como “Cuentos desde la cripta” o “MAD”.
        Más de 400 objetos (dibujos, bocetos y comics) nos llevan a un viaje al pasado para mostrarnos desde las primeras tiras cómicas de principios de siglo a los primeros superhéroes de los años 30 y 40; para llevarnos a la escena underground de los liberales años 60 y recorrer un viaje de vuelta a nuestra época a través de las novelas gráficas de los años 90.
 
La Segunda Guerra Mundial en el comic
Una de las secciones estrella de la exposición es la dedicada a los superhombres con poderes que empezaron a aparecer en numerosos magazines a finales de los años 30. Los inventores de “Superman”, “Batman”, “Capitán América” o “The Spirit” eran hijos de inmigrantes judíos y sus creaciones eran ante todo patriotas americanos con un gran sentido de la Justicia, en contraposición a las oscuras fuerzas que amenazaban con extenderse por todo el planeta desde el otro lado del Pacífico. Después de que Estados Unidos entrara en la guerra los comics de superhéroes recibieron un impulso extra de patriotismo y sus principales protagonistas se involucraron directamente en el conflicto para, no sólo levantar la moral de los aliados sino como medio de liberación y venganza personal por la brutal cacería de judíos que los nazis estaban llevando a cabo en los territorios ocupados de Europa. Tras el fin de la guerra muchos de esos superhéroes no superaron el fin de las hostilidades y desaparecieron tan rápidamente como habían entrado en combate. Otros, sin embargo, nacieron años después del conflicto como “Sabraman” (1978), un superhéroe 100% judío (y superviviente del Holocausto) cuyo mortal enemigo era un tal Dr. Mengele.
 
El super-rabino
El “superhéroe” al que hace referencia el título de la exposición es una metáfora sobre el origen judío de muchos super-hombres como Superman o Spiderman. Sin embargo si visitando la exposición el visitante encuentra la imagen de un “Super-rabbi”, o cualquier persona conoce o encuentra el comic de un superhéroe rabino, puede enviar un email con el descubrimiento a la siguiente dirección: superrabi@jmberlin.de. Su descubrimiento puede valer su precio en forma de reconocimiento internacional.

Héroes, freaks y super-rabinos
30 Abril-8 Agosto 2010
Museo Judío de Berlín. Edificio viejo, nivel 1
Lindenstrasse 9-14.
Entrada: 4€

Fotografias: Museo Judío de Berlín

Check Also

Aevum 1: Terroristas nazis y viajes a través del tiempo

Llega Aevum, terroristas nazis, viajeros del tiempo y catalanes en la Luna.

No comments

  1. Al hilo de esto, el lunes pillé de oferta el el vips "la segunda guerra mundial en cómic", que pese a su sugerente título, en realidad es una muestra de tiras cómicas y carteles propagandísticos, ordenadas por año y comentadas brevemente. http://www.casadellibro.com/libro-la-ii-guerra-mundial-en-comic/2900001245820Imagínate las risas que se hicieron con Hess en las tiras de prensa.Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *