La princesa espía

Noor_Inayat_KhanLa valiente Noor Inayat Khan fue la primera operadora de radio mujer en ser enviada a la Francia ocupada por los nazis y durante tres meses dirigió una pequeña red de espías en colaboración con la resistencia francesa antes de ser detenida por la Gestapo. Tras su arresto fue enviada a Dachau y salvajemente torturada durante diez meses. El 13 de Septiembre de 1944 fue ejecutada con un tiro en la nuca. Tenía 30 años.

Nacida el 1 de Enero de 1914 en Moscú, Khan era hija de un musulmán indio y una mujer norteamericana y era descendiente directa del Sultán Fateh Ali Tipu, el “tigre de Mysore” que murió defendiendo Mysore de los británicos. Khan y su familia vivieron un tiempo en París donde la joven trabajaba escribiendo historias para niños pero tras la invasión alemana de Francia se vieron obligados a huir a Londres para huir de la violencia racista de los nazis.

En Noviembre de 1940 Khan se alistó en la Women´s Auxiliary Air Force donde fue adiestrada como operadora de radio. Su dominio del francés y su capacidad para desepeñar su trabajo como operadora de radio en condiciones de gran presión atrajeron las miradas del SOE quienes la reclutaron para trabajar como agente secreto en Francia.

En Junio de 1943 con el nombre en clave de “Madeleine” fue enviada a París para ser la radio operadora de la red de espías “Prosper”. Seis semanas después de llegar a París muchos de los miembros de su equipo habían empezado a caer en manos de la Gestapo pero Khan despistaba a los alemanes cambiando frecuentemente de domicilio e incluso de nombre y de aspecto. Los arrestos masivos de los operativos de “Prosper” acabaron con la propia red espía y los superiores de Khan le recomendaron que regresara a Gran Bretaña. Sin embargo ella decidió permanecer en Francia para intentar reconstruir la red de espionaje y ayudar a la Resistencia Francesa.

NoorLos celos de la novia de uno de sus compañeros de lucha provocaron que Khan fuera denunciada a la Gestapo y detenida por los alemanes sin que Londres lo supiera. Los alemanes se hicieron con los códigos de envío y recepción de mensajes de Khan y los utilizaron para pedir a Londres que enviaran más agentes de campo. Los británicos, ignorando que Khan había sido detenida y que sus mensajes eran obra de los nazis enviaron más operativos a París quienes inmediatamente cayeron en manos alemanas.

Khan fue enviada a Karlruhe y luego a la prisión de Pforzheim (Alemania) donde fue encadenada y sometida a un severo régimen de confinamiento en solitario. A pesar de las terribles torturas Khan nunca dijo nada sobre el SOE o la situación militar de Gran Bretaña por lo que el 12 de Septiembre de 1944 ella y dos agentes femeninas más del SOE fueron transferidas al campo de concentración de Dachau como prisioneros “Nacht und Nebel” (noche y niebla), presos de los que no se guardaba ningun registro porque debían desaparecer de inmediato. Al día siguiente Khan y las otras agentes del SOE fueron ejecutadas de un tiro en la nuca.

El monumento a Inayat

La creación del monumento a Inayat Khan, la “princesa espía”, es una propuesta privada del Noor Inayat Khan Memorial Trust, organización establecida para “promover el mensaje de paz, no-violencia y harmonía racial y religiosa por el que Noor Inayat Khan se movía”. Ésta organización trabaja con escuelas, universidades y museos para dar a conocer no sólo la heroica historia de Khan sino la gran contribución a la causa aliada que llevaron a cabo hombres y mujeres indias en las dos guerras mundiales del pasado siglo.

“Dos millones y medio de soldados indios se presentaron voluntarios durante la Segunda Guerra Mundial, luchando en los lejanos campos de batalla de África, Europa y en el Este. Fue el mayor ejército de voluntarios de la Historia y sufrió las mayores bajas. Los soldados indios recibieron 28 cruces Victoria y 9 cruces de San Jorge.” A Noor Inayat Khan se le otorgó de manera póstuma una Cruz de San Jorge y una Croix de Guerre francesa.

El monumento a Khan, que costará 100.000 Libras, está siendo financiado por particulares y empresas privadas. Hasta la fecha sólo se han recaudado 37. 500 Libras por lo que todos lo que lo deseen aún pueden colaborar en la financiación del primer monumento en Gran Bretaña a Khan, un monumento que no sólo recordará a la “princesa espía” sino que servirá como homenaje a todos los hombres y mujeres indias que pusieron su granito de arena para luchar contra las fuerzas de la Oscuridad.


Fotografías: Noor Memorial, Huffington Post

Check Also

Bombardero golpea el Empire State Building

Un bombardero B-25 surgió de la niebla. Volaba demasiado bajo como para estar cruzando el espacio aéreo de Nueva York. Tras sobrepasar el Edificio Chrysler...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *