Un día en la vida de una británica de 1941

01
© IWM (D 2353)

01. Llega un nuevo día y la señora Olive Day se despierta a las 07:00 de la mañana en su hogar de Drayton Gardens, South Kensington. Junto a ella, sobre su mesita de noche, reposa su máscara de gas, una linterna y un buen libro por si hubiera necesitado correr al refugio antiaéreo en mitad de la noche. ¡Arriba dormilona!

01b
© IWM (D 2367)

02. Hacer la cama es una de las primeras tareas del día y aunque sencilla, siempre es una de las más pesadas. La habitación de la señora Day se encuentra en la planta baja. A causa de los bombardeos las plantas superiores de la casa ya no se utilizan.

04
© IWM (D 2357)

03. Aún en zapatillas, corre a recoger una botella de leche y el periódico de los escalones que llevan al sótano de su casa. Los grandes cubos que hay en lo alto contienen agua y arena para apagar cualquier incendio que hubieran provocado las bombas enemigas. Ella sí puede decir “de ésta agua no beberé”.

05
© IWM (D 2358)

04. Nada mejor que un té con tostadas para empezar bien el día. La señora Day disfruta de un desayuno en su comedor mientras lee las últimas noticias. Tras ella aún hay evidencias del último bombardeo: los cristales rotos han sido sustituidos por paneles de madera y a los vidrios que quedan les ha enganchado cinta de forma entrelazada para impedir que tiemblen o que al romperse puedan herir a alguien. El peligro no ha pasado y su barrio puede ser atacado de nuevo.

07
© IWM (D 2360)

05. Antes de ir a trabajar la señora Day se dedica a varias tareas del hogar. Sobre ella aún es bien visible el agujero que causó el último bombardeo enemigo cuando un trozo de yeso se desprendió del techo. Espero que no cayera encima de alguien.

08
© IWM (D 2361)

06. Con habilidad enrolla una alfombrilla que había en las escaleras. Para combatir el fuego de las bombas incendiarias ya había quitado todas las alfombras  y puesto tablones de amianto en el suelo. Tras ella la ventana está parcialmente cubierta con paneles y cinta de forma entrelazada.

09
© IWM (D 2362)

07. Los tablones de amianto pueden impedir que el fuego provocado por las bombas incendiarias se propague a otras zonas de la casa.

10
© IWM (D 2363)

08. ¡Dios bendito! ¿Qué es eso? Parece que una bomba incendiaria atravesó el techo del hogar de la señora Day. Nótense las marcas de quemaduras en el techo junto al agujero.

11
© IWM (D 2364)

09. La bomba también provocó un pequeño cráter y un incendio que pudo ser controlado. Ésta parte de la casa no tenía placas de amianto en el suelo. ¡Lección aprendida, señora Day!

12
© IWM (D 2365)

10. La parte superior de la casa ya no se utiliza para vivir a causa de los bombardeos. En ésta habitación la señora Day colocó una gran palangana para recoger el agua de lluvia que podría caer del techo destrozado por las bombas.

Email this to someoneShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Check Also

Aevum1_Victor_Baldovi

Aevum 1: Terroristas nazis y viajes a través del tiempo

Llega Aevum, terroristas nazis, viajeros del tiempo y catalanes en la Luna.

2 comments

  1. Victor Baldovi

    Gracias a vosotros por pasaros por aquí. Y felicidades por vuestra revista!!

  2. Gracias por este interesante artículo.
    En la revista Desde el Sótano hemos compartido este enlace para que nuestros lectores, jugadores del juego de rol “Comandos de Guerra”, también puedan disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *