Eva_Green_Vesper_Lynd

Vesper Lynd, una chica Bond de la ww2

Inteligente, misteriosa y bella, Vesper Lynd es una “chica Bond” por la que cualquier hombre perdería la cabeza. El periodista y escritor británico Ian Fleming la creó para su primera novela, un libro protagonizado por un espía llamado James Bond (“Casino Royale”, 1953). Sin embargo su personaje estaba basado en las historias de una bella espía que combatió a los nazis durante la Segunda Guerra Mundial: Krystyna Skarbek, conocida con el nombre de guerra Christine Granville.

Vesper Lynd

Ian Fleming, periodista y asistente personal del Director de Inteligencia Naval de la Royal Navy durante la guerra, siempre quiso escribir una novela de espías. Se puso manos a la obra en 1952 cuando por fin puso establecerse en Jamaica, uno de sus sueños durante la guerra y en apenas dos meses escribió un relato protagonizado por un espía británico llamado James Bond que tituló “Casino Royale”. Sin embargo Fleming encontraba su obra “absurda” y fue su esposa quien le animó a buscar un editor que la publicara. Salpicada de apuntes sobre sus experiencias en la guerra y rica en detalles surgidos de su propia imaginación, el personaje de Vesper Lynd que aparecía en “Casino Royale” se podía definir en dos palabras: “Femme Fatale”.

CasinoRoyaleCover“Tenía el cabello muy negro y lo llevaba cortado recto más abajo de la nuca, enmarcándole el rostro por debajo de la bella y bien definida línea de la mandíbula. Su cabello formaba una melena compacta que acompañaba los movimientos de la cabeza y que ella, en lugar de colocarla a menudo en su sitio, dejaba libre. Sus ojos, bastante separados y de un azul intenso, miraban a Bond con franqueza y cierto desinterés irónico (…) Tenía la piel ligeramente bronceada y sin el menor rastro de maquillaje, salvo en la boca, que era grande y sensual. Sus brazos y manos desnudos transmitían una sensación de reposo, y la impresión general de comedimiento en su aspecto y en sus movimientos se extendía hasta las uñas, cortas y sin pintar (…) El vestido, por media pierna, era de soi savage gris, con un corpiño de corte recto que ceñía sensualmente su bello busto. La falda del vestido, muy plisada, caía generosa desde una cintura estrecha pero no delgada (…) A Bond le excitaba su belleza y le intrigaba su compostura”.

Toda una mujer que se calzaron para la gran pantalla magníficas actrices como Ursula Andress (“Casino Royale”, 1967), Eva Green (“Casino Royale”, 2006), Juliet Quintin-Archard (“Casino Royale with Cheese”, 2007), Stephanie Fisher (“How Casino Royale should have ended”, 2012) y Carmen Silva (“007 Vesper”, 2016). Pero hubo alguien que podría haberla interpretado mejor que todas ellas: la espía británica en quien se basaba el personaje de Vesper Lynd, la polaca Krystyna Skarberk, apodada Christine Granville.

La espía favorita de Churchill

Ian Fleming nunca conoció personalmente a Krystyna Skarbek /Christine Granville pero es posible que supiera de ella por su propio trabajo como agente británico o por sus contactos durante la guerra. Se sigue afirmando que Fleming y Granville eran amantes pero no hay ninguna prueba de ello. Sin embargo durante una entrevista en Estados Unidos a propósito de la publicación de “Casino Royale” Fleming describió a Granville como “el prototipo que define nuestro concepto del agente especial femenino”.

SkarbekSkarbek fue reclutada por el Servicio Secreto de Inteligencia (MI6) y sus éxitos como agente en Francia y Polonia la llevaron a ser apodada “la espía favorita de Churchill”. En Hungría ayudó a organizar una red clandestina de mensajeros que enviaba información de inteligencia desde Varsovia a Budapest y fue parte del equipo que logró sacar del país el rifle polaco antitanque modelo 35. La Gestapo llegó a capturarla junto con el oficial polaco Andrzej Kowerski pero fue liberada tras morderse la lengua hasta sangrar y simular que tenía tuberculosis.

Su dominio del francés la llevaron a ser lanzada sobre el Sur de Francia un mes después del Día D con un nuevo nombre (Pauline Armand) para sustituir a una agente del SOE que había sido capturada por la Gestapo, Cecily Lefort (1900-1945). En tierra contactó con el grupo de saboteadores del circuito “Jockey” dirigido por Francis Cammaerts y juntos lograron que partisanos italianos y maquis franceses trabajaran unidos en operaciones de sabotaje contra los alemanes en los Alpes mientras inducían a desertar a los no-alemanes (sobretodo polacos) encuadrados en las fuerzas de ocupación alemanas.

Skarbek_02Su lema siempre fue que cada agente tuviera siempre una razón para estar donde estaban. Sin embargo el 13 de Agosto de 1944, dos días antes del desembarco aliado en el Sureste de Francia (Operación Dragoon), dos miembros del grupo de saboteadores y el propio Cammaerts fueron capturados por la Gestapo en un control de carretera en Digne-les-Bains. La agente Granville corrió hacia la prefectura donde estaban detenidos y trató de convencer al capitán al mando y al oficial de la Gestapo de poner en libertad a los prisioneros. Las historias, amenazas y hasta ofertas de dinero que hizo durante tres horas lograron que los prisioneros fueran puestos en libertad, una acción que tras la guerra le reportaría ser galardonada con la George Medal, medalla reservada a las fuerzas militares cuando desempeñan un acto de gran valor pero no en combate. “¡Qué he hecho! ¡También me podrían haber disparado!” le reveló a sus compañeros cuando estuvieron a salvo.

Skarbek / Granville / Armand celebró el final de la guerra como miembro del SOE en misiones para su patria natal y el Gobierno polaco en el exilio. En Diciembre de 1946 se nacionalizó británica y adoptó legalmente el nombre de Christine Granville y en 1947 tuvo el gran honor de convertirse en Oficial de la Excelentísima Órden del Imperio Británico (OBE). Francia reconoció sus esfuerzos por liberar Francia del yugo de los nazis con una merecida Croix de Guerre.

Licencia para morir

Tras haber sobrevivido a los oscuros años de la Segunda Guerra Mundial el destino quiso que un admirador despechado llamado Dennis Muldowney la apuñalara hasta la muerte en el hotel Shelbourne en Earls Court el 15 de Junio de 1952. Seis semanas antes había encontrado trabajo como camarera en la línea marítima Union-Castle Line y acababa de regresar de Durban (Suráfrica) en el buque Winchester Castle.

Su vida acabó con su sangre roja corriendo libre por la hoja afilada de un arma apasionada, una sangre que se transformó en jugo negro de artistas y fue utilizada para devolver a su dueña a la vida con un nuevo nombre en su poder: Vesper Lynd. La chica Bond de la Segunda Guerra Mundial.

Fotografías: The James pageWikipedia, Polska Times, Jew of the Week.

Email this to someoneShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Check Also

Empire State Building

Bombardero golpea el Empire State Building

Un bombardero B-25 surgió de la niebla. Volaba demasiado bajo como para estar cruzando el espacio aéreo de Nueva York. Tras sobrepasar el Edificio Chrysler...

2 comments

  1. Gracias a vosotros compis!

  2. Gracias por este interesante artículo. En la revista Desde el Sótano hemos compartido este enlace para que nuestros lectores, jugadores del juego de rol “Comandos de Guerra”, también puedan disfrutarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *