Memorial a Hitler en los USA

El granjero norteamericano Theo Junker, ex-soldado de las Waffen SS durante la guerra, mantenía desde el 2006 en su casa de Wisconsin un museo-memorial dedicado a honrar a Adolf Hitler y a todas las víctimas de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.

El museo-memorial, gratuito y abierto a todo el mundo, no tenía nada que envidiar a muchos de los memoriales sobre la Segunda Guerra Mundial que se pueden encontrar por Europa. El museo constaba de dos partes: un hall dedicado a Hitler en el interior de su casa y un gran memorial en la parte superior. Antes de entrar en la casa una placa nos advertía sobre las intenciones del museo: «Antes de emitir un juicio, considere con cuidado e igual consideración a ambas partes. Es mi deber como americano informar a mis conciudadanos sobre la verdad de los acontecimientos ocurridos entre los años 1920 y 1950. Theo Junker.»

El museo

Tras entrar en el edificio de Junker por alguna de sus dos puertas delanteras el visitante se encontraba ante una gran sala en la que varias sillas vacías miraban hacia un gran telón rojo. Cuando se abría el telón se descubría que detrás no había un escenario sino una pared en la que había dos fotografías de Hitler, la bandera norteamericana y la bandera nazi y grandes placas a su alrededor con información sobre la política interior y exterior del Reich. 

El gran memorial de la parte superior de la casa, coronado por una esvástica, estaba dedicado a todas las víctimas europeas que habían caído en la guerra y a las víctimas de la persecución y el genocidio aliado.

El propietario y creador del museo-memorial, Theo Junker, luchó junto a las Waffen SS tras huir de Rumanía. Estuvo en el Frente Ruso, fue herido seis veces y acabó en varios campos de prisioneros aliados. Tras la guerra emigró a Estados Unidos y en 1960 obtuvo la ciudadanía norteamericana. Junker se adaptó rápidamente a la sociedad pero no podía olvidar su pasado alemán. «Cuando por las noches estaba tumbado en la cama pensaba, ¨¿Cómo es posible que la gente esté tan desinformada?¨ (…) Quien gana la guerra escribe la historia. Nadie sabe realmente lo que ocurrió» declaró en su día al periódico «The Week«. Junker se armó de valor y en contra de todo el mundo decidió construir un memorial particular sobre el Tercer Reich. Tardó tres años en completarlo pero a pesar de que no le dejaron abrirlo como museo, permitía que la gente viniera a visitarlo. «En tu propiedad, puedes invitar a quien quieras» declaró al periódico Chicago Tribune en el año 2006. El 14 de abril de 2013 Junker falleció en Burlington (Wisconsin) pero su museo aún puede verse de forma online.

Lugar: Museo Memorial de Theo Junker.
Dirección: Elkhorn (Wisconsin), W6360 County Road A.
Coordenadas GPS: 42º 44′ 32» N / 88º 36’50 W

Imagen de portada: Tedjunker.com

One comment

  1. Que Dios le bendiga, caballero, Sr. Baldovi.