Memorial a Hitler en los USA

El granjero norteamericano Theo Junker, ex-soldado de las Waffen SS durante la guerra, mantiene desde el 2006 en su casa de Wisconsin un museo-memorial dedicado a honrar a Adolf Hitler y a todas las víctimas de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial.
El museo-memorial es gratuito y abierto a todo el mundo y en cuanto a meticulosidad y profesionalidad no tiene nada que envidiar a muchos de los memoriales sobre la Segunda Guerra Mundial que pueblan Europa y Estados Unidos. Consta de dos partes: un hall dedicado a Hitler en el interior de su casa y un gran memorial en la parte superior.
Antes de entrar al hall una placa nos declara las intenciones del creador del museo: informar a sus ciudadanos “sobre la verdad de los eventos que ocurrieron entre los años 1920 y 1950″. Tras entrar en el hall una cortina roja enmarca un monumento dedicado a Adolf Hitler y a su obra.
En el centro una placa gris reza una críptica frase basada en las leyes de Darwin: “Conoce las leyes de la naturaleza y vive según ellas”. La placa de la derecha detalla logros sociales y económicos del gobierno comandado por Hitler, como “Hitler trajo trabajo, pan y le devolvió la dignidad al pueblo alemán” o “Cada trabajador podía comprar una casa y un coche”. La placa negra de la izquierda ofrece supuestos datos informativos sobre Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, como “Hitler no empezó la Segunda Guerra Mundial”; “Ninguna persona fue gaseada hasta la muerte en el Tercer Reich” o “Hitler favoreció a los arios pero respetó a todas las razas”.
El memorial de la parte superior de la casa está dedicado a los “héroes alemanes y europeos caídos durante la Segunda Guerra Mundial” y a las “víctimas de la persecución y el genocidio aliado”.
Durante la Segunda Guerra Mundial un joven Theo Junker luchó junto a las Waffen SS tras huir de Rumanía. Fue herido seis veces y estuvo en varios campos de prisioneros. Tras la guerra emigró a Estados Unidos y en 1960 obtuvo la ciudadanía norteamericana. Junker se adaptó rápidamente a la sociedad pero no podía olvidar su pasado alemán. “Cuando por las noches estaba tumbado en la cama pensaba, ¨¿Cómo es posible que la gente esté tan desinformada?¨ (…) Quien gana la guerra escribe la historia. Nadie sabe realmente lo que ocurrió.” declaró en su día al periódico “The Week“. Junker se armó de valor y en contra de todo el mundo decidió construir un memorial particular sobre el Tercer Reich. Tardó tres años en completarlo y le costó 20.000 dólares pero Junker se siente orgulloso de poder mostrar su obra e ideología.

El museo-memorial se puede visitar en Elkhorn (Wisconsin), W6360 County Road A. También se puede ver online en la página web de Theo Junker.

Reportaje de “The Week” sobre el museo de Theo Junker.

Email this to someoneShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0

Check Also

Aevum1_Victor_Baldovi

Aevum 1: Terroristas nazis y viajes a través del tiempo

Llega Aevum, terroristas nazis, viajeros del tiempo y catalanes en la Luna.

One comment

  1. Que Dios le bendiga, caballero, Sr. Baldovi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *