Hollywood durante la guerra

HollywoodAntes de que Estados Unidos entrara de pleno en la Segunda Guerra Mundial la Academy of Motion Picture Arts and Sciences (AMPAAS®) colaboró activamente con la naciente maquinaria bélica norteamericana en la creación de películas de entrenamiento para el Departamento de Guerra. Los costes de producción fueron asumidos por varios estudios cinematográficos y la gran mayoría de técnicos y cineastas trabajaron gratis. Tras el ataque japonés a Pearl Harbor el Departamento de Guerra aumentó la demanda de éstos filmes y así, entre 1940 y 1942, más de 300 filmes de entrenamiento y educación fueron mostrados a cadetes, soldados y oficiales de las Fuerzas Armadas norteamericanas.

El Consejo de Investigación de la AMPAAS® también ayudó a la formación de los miembros de los Signal Corps que marcharían al frente para documentar con fotografías y filmaciones la progresión de la guerra. Su instrucción era dirigida por reconocidos cineastas y miembros de la academia y para Mayo de 1943 más de 400 hombres ya se habían graduado en la Motion Picture and Still Photographic School.

La Academy War Film Library

La necesidad de los estudios cinematográficos por acceder a las imágenes y filmaciones de combate canadienses y británicas desembocó en 1942 en el nacimiento de la Academy War Film Library, donde cualquier estudio de cine podía investigar o adquirir imágenes de combates reales creadas por reporteros gubernamentales de Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá, Australia y Bélgica. Era el mayor archivo de imágenes bélicas de la Historia del Cine tal y como anunció en rueda de prensa Walter Wangler, Presidente de la Academia de Cine norteamericana.

Margaret Gledhill, esposa de Donald Gledhill (Secretario Ejecutivo de la Academia) y a su vez Secretaria Ejecutiva de la Academia, Lupe Amador y la bibliotecaria de cine Grace Gaunt eran las encargadas de catalogar las películas, organizar su visionado y enviar las copias a Hollywood. Los estudios pagaban una cuota de 3$ por copia y éstas estaban almacenadas en la Academy Library en el 1455 de North Gordon Street en Hollywood. En 1944 la colección de películas sumaba 400 títulos pero un año después más de 500 filmes se acumulaban en sus estanterías.

La Academia no sólo prestaba éstos títulos a los estudios de Hollywood sino también a estrellas de cine para pases privados, organizaciones como la Cruz Roja Americana y la Motion Picture Society for America, prisiones e instalaciones militares.

«La War War Film Library es un informe visual de movilización, defensa civil y expansión de las fábricas armamentísticas aliadas. Es una narración gráfica de los problemas de la mano de obra; la participación de las mujeres en la industria y en las Fuerzas Armadas; uan historia de racionamiento, frente en casa y evolución de varias campañas de bonos de guerra. Es un archivo acumulativo de guerra mecanizada por tierra, mar y aire en frentes de batalla de todo el mundo» explicó Margaret Gledhill en Junio de 1944.

Los Oscar® durante la guerra

La entrada de Estados Unidos en la guerra afectó directamente a las tradicionales galas de entrega de los premios Oscar®. Su presupuesto disminuyó considerablemente y se hacían continuas referencias a los esfuerzos bélicos de la industria del cine. La gala de 1942 se celebró en el Hotel Biltmore de Los Angeles y fue presentada por el carismático Bob Hope. «Qué verde era mi valle» y su director, John Ford, fueron los ganadores en la categoría de mejor película y mejor director, derrotando a «Ciudadano Kane» y a Orson Welles en las mismas categorías.

En 1943 un gran banner tras el podium principal mostraba el número de personas de la industria del cine que estaban sirviendo en el ejército: 27.677. La gala se celebró en el Hotel  Ambassador de Los Angeles y Bob Hope repitió como presentador. «La señora Miniver» y William Wyler, su director, se llevaron los Oscar® a casa.

Para la ceremonia de 1944 el evento se celebró por primera vez en un teatro, en el mítico Grauman´s Chinese Theater de Hollywood. A la gala se invitaron a numerosos hombres y mujeres que estaban sirviendo en el ejército y los premios fueron radiados a las zonas de combate a través del Servicio de Radio de las Fuerzas Armadas. «Casablanca» y Michael Curtiz fueron los grandes triunfadores de la noche, al igual que en 1945 lo fueron «Siguiendo mi camino» y Leo McCarey.

Entre 1943 y 1945 debido a la economía de guerra los ganadores en las distintas categorías recibieron Oscars® hechos de plástico pero tras la guerra se les permitió cambiarlos por los originales de metal. Desde 1942 el apartado de premios incluyó una categoría al mejor documental bélico («Churchill´s island») y sucesivos gandores fueron «The battle of Midway» (1942), «Prelude to war» (1942), «Desert Victory» (1943) y «The fighting lady» (1944).

Fotografía: Victor Baldovi.

Check Also

Hitler VS Picasso

A Contracorriente Films llena la gran pantalla de trazos y formas vetadas por el Tercer Reich con el documental "Hitler VS Picasso y otros artistas modernos".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *