GEPAN

El pasado 23 de Marzo el gobierno francés dió permiso al GEPAN (Groupement d´Etudes des Phénomènes Aérospatiaux Non-identifiés) para que hiciera públicos sus archivos oficiales sobre avistamientos OVNI. Los archivos están clasificados en cuatro categorías principales: Categoría A (aclarados y demostrados), B (explicaciones probables sin pruebas formales), C (insuficiencia de informaciones) y D (inexplicables pese a testimonios sólidos e indicios concretos) y muchos de ellos están acompañados de fotografías, vídeos, dibujos y croquis sobre la localización del avistamiento. Uno de estos casos llamó mi atención:
El 25 de Febrero 1985 dos agricultores cerca de la ciudad costera de Royan (Francia) vieron caer del cielo un objeto envuelto en llamas que impactó contra el campo. Cuando se acercaron al lugar descubrieron un extraño cilindro metálico humeante y corrieron a llamar a las autoridades. El GEPAN fue alertado y éste se encargo de fotografiar el área, custodiar el extraño cilindro, tomar declaración a los dos agricultores e iniciar la investigación para determinar el origen del objeto. Se pidieron los planes de vuelo de las bases aéreas de Rochefort, Cognac y Cazaux por si el cilindro era parte del fuselaje de algún avión de combate pero el extraño objeto no respondía a ninguna descripción técnica francesa o extranjera. El Puesto de Defensa Aeroespacial Norteamericano (NORAD) informó a Francia de que el día en el que el extraño cilindro cayó sobre Royan uno de los propulsores del satélite Cosmos debía reentrar en la atmósfera por lo que el GEPAN determinó que el extraño cilindro era ése propulsor. Sin embargo análisis posteriores llegaron a la conclusión de que el cilindro había estado sumergido en agua durante varios años y su superficie metálica tenía marcas del ejército alemán del III Reich. Especialistas en armamento de la Segunda Guerra Mundial analizaron el cilindro y lograron identificarlo como parte de un Nebelwerfer 41 (lanzador de niebla en alemán). Se reconstruyeron los movimientos de la Werhmacht en la zona y se documentó que muchas unidades prefirieron hundir su armamento en los pantanos a que fueran capturados por el enemigo. Según la trayectoria que describió el objeto al caer del cielo el GEPAN calculó que el cilindro provenía de 3.500 metros del lugar del impacto y situó su origen en pleno pantano. Tras determinar que el cilindro había sido propulsado debido a una detonación espontánea del Nebelwerfer en 1990 el expediente sobre el «cilindro de Royan» pudo archivarse definitivamente.
Noticia aparecida en El Periódico de Catalunya y en Le Figaro.

Check Also

Aevum 1: Terroristas nazis y viajes a través del tiempo

Llega Aevum, terroristas nazis, viajeros del tiempo y catalanes en la Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *