Archivo online sobre Winston Churchill

La Churchill Archive Trust ha llegado a un acuerdo con la editorial Bloomsbury para poner a disposición del público más de un millón de cartas, fotografías, manuscritos, telegramas e informes de Winston Churchill.

Las 2.500 cajas que contenían los documentos estaban guardadas en el Churchill Archive Centre ( CAC ) de Cambridge y sólo se podían acceder a ellas con cita previa. Tras años de catalogación y microfilmación a partir del 2012 todo aquel que lo desee podrá navegar y examinanciar miles de documentos sobre la infancia de Churchill o sobre su papel en la Segunda Guerra Mundial.

«Es una oportunidad para que la gente haga sus propios juicios» declaró Allan Packwood, director del CAC. «Podrás ser capaz de ver lo que había en la mesa de Churchill sobre la base del día a día y cómo respondía ante ello. Serás capaz de comparar lo que decía en público y lo que al mismo tiempo decía en privado».

Al ingente archivo no se podrá acceder gratuitamente

Los documentos de Churchill abarcarán sus días de escuela, su época de soldado durante la Guerra de los Boers, su ascenso como político, su período de entreguerras, la Segunda Guerra Mundial y sus años finales como anciano orador durante la Guerra Fría. Sin embargo al ingente archivo, que será más avanzado digitalmente que los archivos presidenciales de Estados Unidos, no se podrá acceder gratuitamente.

«Lo haremos lo más asequible posible» puntualizó Frances Pinter, editor de Bloomsbury Academic.

Rarezas históricas

Entre discursos y telegramas el público también tendrá acceso a material mucho más personal e inédito, como una apuesta de Churchill contra Lord Rotherme en la que aseguraba que podía estar un año sin tomar «brandy o alcohol sin diluir».

Otras rarezas incluyen artículos escritos por él titulados «¿Hay hombres en la Luna?» y «¿Podemos criar una raza de superhombres?»; documentos y artículos relacionados con su colección de mascotas, como sus gansos negros, ovejas y cerdos, su gato Nelson, sus perros Rufus I y Rufus II y su periquito Toby; material diverso que el MI5 utilizó para verificar que los cigarros de Churchill no contenían veneno ni explosivos; correspondencia con Walter Sikert y Sir John Lavery donde les pide consejo sobre pintura; cartas de Vivien Leigh y George Bernard Shaw…

Allan Packwood, director del CAC, desea que las nuevas generaciones aprendan sobre Churchill y su papel en la Historia y que caigan muchos de los mitos sobre el estadista británico y su familia. «Es tremendamente excitante para nosotros y satisface lo que la Fundación tenía establecido en un principio. Llevará toda la colección Churchill a una audiencia mundial».

Check Also

Aevum 1: Terroristas nazis y viajes a través del tiempo

Llega Aevum, terroristas nazis, viajeros del tiempo y catalanes en la Luna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *